Sinopse

La transformación del mundo del deporte ha hecho que se valore cada vez más la salud mental. Los discursos de los atletas sobre cómo el estado de sus mentes interfiere en el rendimiento físico y cómo deberían priorizarlo, también pueden estar cambiando la narrativa general sobre el tema. El ejemplo de valorar las emociones está empezando a seguirse en el mundo empresarial.